S&P Merval subió 3,6% y ADR trepararon hasta un 15,6%

21 noviembre, 2019

CON UN DÓLAR ESTABLE ($62,90), EL BLUE AVANZÓ A $66,75, DE MODO QUE EL SPREAD SE AMPLIÓ AL 6,1%
En las últimas tres sesiones, la Bolsa porteña acumula una suba cercana al 8%, pero en el mes, todavía mantiene una baja del 4,5%. Bonos subieron hasta casi 4% por buen diálogo entre Fernández y el FMI.

Con el firme impulso de empresas energéticas y bancos que saltaron hasta 15,6% en Wall Street, la Bolsa porteña extendió su racha positiva iniciada el viernes y escaló 3,6% a 33.421,12 puntos. Fue a contramano de los mercados de referencia, mientras que los bonos en dólares subieron hasta casi 4% luego del contacto telefónico entre el presidente electo Alberto Fernández y la directora jefe del FMI, Kristalina Georgieva.

Producto de un mejor ánimo entre los inversores después de ciertas `señales positivas` por parte de algunos integrantes del Gobierno electo sobre la deuda, el S&P Merval encadenó su tercera suba en fila, acumulando una mejora cercana al 8% desde el último día de la semana pasada, pese a que en noviembre aún acumula una baja del 4,5%. De todos modos, vale resaltar que el volumen diario no fue demasiado importante, y apenas alcanzó los $709,4 millones en acciones.

Los avances los encabezaron BBVA (+9,2%), Transportadora de Gas del Norte (+7,2%), Ternium (+7,1%), Central Puerto (+7%) y Edenor (+6,6%). Por el lado de las bajas, sólo BYMA operó en terreno negativo (-0,6%). Pero en Wall Street se dieron los mayores rebotes: los ADR de BBVA volaron un 15,6%; los de Central Puerto, un 9,1; y los de Banco Macro, un 7,3%.

La recuperación de las últimas jornadas sorprendió a los analistas, sobre todo a partir de la caída registrada esta semana en los mercados internacionales por la escalada en las tensiones comerciales entre EE.UU. y China. Por eso comienzan a vincular este rebote con señales alentadoras que provienen de la futura administración. `Alguna reunión entre el futuro equipo económico y representantes de fondos de inversión internacionales, y un más comprensivo Fondo Monetario Internacional del que se creía fueron los motivos principales de la suba`, comentó un operador.

El martes, el presidente electo mantuvo una conversación telefónica con la directora del FMI, en la cual le expresó su intención de resolver el problema de Argentina y poder pagar la deuda con el FMI y el resto de los acreedores. Y ayer, el organismo internacional reforzó el pedido de un proyecto económico completo para volver a trabajar con la Argentina (ver pág. 4). En concreto, la expectativa de un canje más amigable, de acuerdo a trascendidos sobre algunas condiciones de la oferta que se estaría elaborando, desató una positiva reacción entre los operadores, y así es que rápidamente los activos domésticos impulsaron otra recuperación.

En el mercado, algunos creen que a medida que se acortan los tiempos y `se oye` que se descartan las medidas más extremas, y que se busca atacar el problema de los acreedores `con buena fe`, se comienza a inyectar un poco de ánimo en el inversor, en medio del clima de incertidumbre que ya lleva varias semanas. `Las acciones habían caído durante cinco días seguidos hasta el jueves de la semana pasada producto de la falta de confianza que provocaban las declaraciones de algunos referentes del gobierno electo. Ahora parece haber una tregua, pero todo es un vaivén hasta que se definan las principales políticas del nuevo presidente`, analizó el director de Proficio Investment, Rafael Di Giorno.

Frente a este panorama, el riesgo país argentino bajó 104 unidades a 2.262 puntos básicos -muy cerca de los mínimos de noviembre-. En ese marco, los principales bonos en dólares cerraron con mayoría de firmes alzas. `Ante rumores de una posible reestructuración (de deuda) menos agresiva de la esperada el mercado recibe positivamente esto y los bonos suben`, explicaron desde Consultatio. Los títulos dolarizados (cotizantes en pesos) avanzaron hasta un 3,4%, tal fue el caso del Bonar 2020. Asimismo, el Discount bajo ley argentina creció un 1,4% y el bono centenario ganó un 1,7%. No ocurrió lo mismo con el Bonar 2024, que cedió un 0,6%. Mientras tanto, los bonos nominados en moneda dura treparon hasta 3,9%, encabezados por el Bonar 2020 (AO20D).

Por su parte, con el mercado virtualmente paralizado por el cepo cambiario y con renovadas compras de bancos oficiales por u$s 50 millones, el dólar cerró ayer estable a $62,90. En el segmento mayorista, la divisa avanzó cuatro centavos a $59,73, en la rueda con menor volumen de negocios desde septiembre del año pasado (u$s235 millones). `Con escasas posibilidades de cambios en el corto plazo, la evolución del tipo de cambio mayorista se encamina a finalizar el último bimestre del año encorsetada dentro de los parámetros definidos por el Banco Central, que simultáneamente mantiene la intención de recuperar algo de los recursos propios utilizados luego de las PASO de agosto pasado`, analizó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

En el mercado paralelo, por su parte, el dólar blue subió 25 centavos a $66,75, aunque en el inicio de la jornada, llegó a bajar hasta los $65. La brecha entre dólar `negro` y oficial minorista repuntó al 6,1%. En el mercado bursátil, el dólar `contado con liqui` cayó 50 centavos a $75,34, por lo que la brecha con la cotización mayorista se ubicó en el 26,1%. En cambio, el dólar MEP o Bolsa saltó $1,38 a $71,73, lo que implicó un spread del 17,8% frente al precio de la divisa que opera en el MULC.

El Banco Central volvió a mantener equilibrada la tasa promedio avalada durante la segunda subasta de Leliq, que se ubicó en 63%, tras la absorción de $170.498 millones. `Se liberaron $12.855 millones que no influyeron en el curso del dólar ya que los bancos dejaron de colocar Leliq y el dinero no tuvo ningún efecto, siendo aplicado a cancelación de deudas y/o a otros activos en pesos`, destacó Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios. A su vez, las reservas internacionales bajaron u$s34 millones y finalizaron en u$s 43.497 millones.

En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó al 56%. Mientras que en el mercado de futuros ROFEX se operaron u$s427 millones. Según indicaron desde ABC Mercado de Cambios, los plazos más cortos concentraron casi 50% de los negocios. En ese marco, noviembre y diciembre terminaron operándose a $60,47 y $65,42; con una tasa de 45,22% y 84,81% respectivamente. Agregaron que casi todos los plazos subieron, a excepción de fin de mes, y a partir de enero registraron subas de más del 1,5%.

RELACIONADOS